viernes, 31 de julio de 2015

LO QUE SUFRE UNA RUEDA EN VERANO

Hay un hecho físico que tiene una expresión escrita que se me antoja hasta poética y que me encanta: el Sol calienta la tierra y la tierra calienta el aire. 

Luego el aire caliente sube, el frío baja y la atmósfera se llena de energía propiciando la maravilla de que se pueda volar sin motor, ya sea en velero, ala delta o parapente; y asustando a millones de pasajeros de aviones comerciales por todo el mundo con las conocidas turbulencias. Las monedas siempre tienen dos caras. 

¡Qué maravilla!
Fuente: www.abc.es

Ustedes perdonen, me estoy desviando del tema y no hice más que empezar; no obstante aprovecho: probablemente muchos de ustedes viajen en avión por estas fechas y les den miedo esos movimientos de la masa de aire. Si es así, nada teman por ello. Es lo normal y lógico, lo raro sería no sentir esos movimientos. Normalmente, en un barco nos sentimos más tranquilos cuando nos zarandea la mar, y creo que es, sobre todo, porque el agua lo vemos y el aire no. Pero ambos elementos son fluidos en movimiento constante y los dos imprescindibles para la vida. Abróchense los cinturones, no salgan a cubierta y déjense llevar; un gigante les ha hecho el honor de sacarles a bailar, es muy fuerte pero no les hará daño. 

Si viajan en avión o en barco presten siempre atención a las indicaciones de seguridad evitando este razonamiento: estoy atento porque creo que habrá un accidente. Actúen igual que cuando se ponen el cinturón de seguridad en sus coches, sin pensar que se van a estrellar; lo ponemos, porque si por un imponderable chocamos estaremos mucho más seguros. Nunca por miedo a la multa. Hacerlo por este motivo significaría que aún nos queda mucho por aprender, tanto, que deberíamos pensar en cubrir esa carencia lo antes posible. Por cierto, las vacaciones también son una buena ocasión para ello.

La superficie de contacto con el suelo es muy pequeña, sobre cuatro puntos
similares a este se apoyan los coches y sobre ellos actúan fuerzas muy grandes.
Recuérdelo siempre: cuide mucho sus neumáticos.
Los neumáticos en verano están sometidos a un gran esfuerzo y en un viaje largo pasan su prueba de fuego: 
  • Aire y asfalto están muy calientes.
  • Soportan bastante más peso del habitual.
  • Las velocidades medias son claramente más altas.
  • Ruedan durante mucho más tiempo seguido en estas condiciones.
El esfuerzo es muy alto y en la misma proporción aumenta el riesgo de reventar.

Pero se puede evitar cualquier consecuencia indeseable llevando neumáticos en buen estado y con las presiones correctas. Y también evitando pisar objetos que pueda haber en la calzada, o mal estado de la misma en algún lugar concreto. Siempre que sea posible, cuidado, porque intentar evitarlo a toda costa puede suponer un accidente por salida de la vía o invasión de otro carril a cuenta de hacer un giro de volante brusco; cosa que un reventón, por sí solo, muy difícilmente logrará. Por lo menos a velocidades legales.

Controlando el miedo, controlamos el coche en trayectoria con una rueda reventada. 

En el típico viaje familiar de vacaciones en coche, el conductor suele ser poco consciente del esfuerzo al que somete a sus neumáticos. Quizá menos aún desde que se ha extendido el uso del aire acondicionado (un elemento que bien podría considerarse como de seguridad activa, por cierto) pero que también puede llevar a que el conductor se sienta más aislado del entorno y repare menos en los efectos del calor sobre su automóvil. Sin embargo, basta con observar y pensar para darse cuenta

También es posible que a las cubiertas no les quede mucha vida útil y que se prefiera esperar al final del verano para así ponerlas nuevas de cara al otoño e invierno. No es mala idea, pero entonces se debe adaptar la conducción a esa circunstancia, básicamente, anticipándonos más a las condiciones de la vía y del tráfico para evitar al máximo frenadas bruscas, apoyos fuertes y arranques o cambios de ritmo muy vivos. Aún así, se puede conducir hasta la velocidad máxima permitida pero con más suavidad y previsión y sin ser un estorbo para nadie. Solamente supone algo más de trabajo. 

Hace unos días encontré un artículo sobre neumáticos que me gustó, lo puse en las redes sociales y lo dejo también aquí. Les adelanto que yo nunca compraría neumáticos usados, no sé que vida han tenido por muy buen aspecto que presenten. Puedo ver cada vez que salgo a la calle, cómo muchos conductores castigan sus cubiertas contra los bordillos de las aceras, frecuentemente diría que a propósito; y no, cuando se bajan ni miran. Da hasta dolor. No entiendo cómo se puede vivir tan ajeno a las posibles consecuencias de ese maltrato en elementos de seguridad tan básicos, porque no sólo sufren los neumáticos, también afecta a la dirección y sus cotas, a la suspensión y a las llantas. 

Fuente: www.tallerato.es
Lo que se ve en esta última foto es un peligro, pero tiene solución: dos neumáticos nuevos. Esa deformación indica que la estructura interna del neumático está dañada. Generalmente se produce en esos frecuentes “toques” con el bordillo a los que casi nadie da importancia, la mayoría ni se molestan en mirar qué ha pasado. Sin embargo puede costar un disgusto muy serio porque se puede romper esa cubierta en marcha en cualquier momento. 

Las ruedas hay que mimarlas, son nuestra "toma de tierra", y los coches no están hechos para volar.

¡Bon voyage!
Esteban

INFO CURSOS Y LIBROS: AQUÍ AQUÍ.
Enlaces relacionados: 





16 comentarios:

  1. Gracias por recordarnos algo tan simple como importante. Y gracias por el link. Muy interesante la informacion sobre neumaticos sin aire. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Elisa, gracias a ti.
      Es una idea muy interesante lo de los neumáticos sin aire, desde luego; así de memoria, diría que se empezó con ello hará unos 20 años, por lo menos, pero para mí es un misterio que no acaben de cuajar, aunque tampoco es un tema que haya seguido en profundidad, la verdad sea dicha; voy leyendo informaciones cuando salen nada más. También es cierto que se pincha muy poco, tal vez la estética influya mucho, el precio... no sé.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me viene bien este post, siempre tengo dudas de viajar en avión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Boris. Es normal que surjan dudas al viajar en avión, la mayoría de las personas lo hacemos muy excepcionalmente y no da tiempo a que el cuerpo se haga a la sensación de volar. Esto parece una tontería, pero creo que es una de las claves de que muchas personas lo pasen mal cuando viajan en avión.

      El sentido del tacto está repartido por toda nuestra piel y esta tiene memoria, cuando uno se acostumbra a los movimientos en tres dimensiones, esto ya se siente como algo normal y nos deja de asustar.

      En menor medida también ocurre con los coches algo similar cuando se pasa de ser pasajero a conductor, pues por muy acostumbrados que estemos a los automóviles, se perciben diferentes y novedosas sensaciones cuando empezamos a conducir ya que con pequeños gestos que hagamos con pies y manos las reacciones que transmite el coche son nuevas para nosotros y es fácil que nos sorprendan. En realidad nos pasa con todo: si montamos en bici, a caballo, en barco... siempre necesitamos darle un tiempo al cuerpo para que se haga a las distintas impresiones que nos transmite una forma de movimiento diferente de la que le es propia.

      También ayuda mucho conocer bien los principios básicos de funcionamiento de los distintos medios de transporte, con lo básico basta, pero bien aprendido.
      A parte de los automóviles también me gustan mucho los aviones y sé algo de ellos, si en algo te puedo ayudar, no dudes en decírmelo, lo haré con mucho gusto.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. Muy buena Informacion! Para mi viajar por aire y viajar con mi esposo conduciendo el coche me causa la misma ansiedad!! Jaja. Yo solo me siento segura cuando manejo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pues me temo que no te van a dejar llevar el avión, eh. Y menos en los tiempos que corren. Pero, mujer, confía; la mayoría de las personas quieren hacer bien las cosas sin causar mal a nadie. Yo, si veo que alguien me lleva y maneja bien, ¡hasta me duermo, en serio! Así que, mientras no tenga datos objetivos de que alguien no sabe lo que está haciendo voy muy tranquilo. Tengo un par de amigos que no me gusta nada cómo conducen, lo hemos discutido mil veces, pero no quieren aprender, así que cuando coincide para ir en sus coches ellos mismos me dan las llaves para que lo lleve yo; y en un par de ocasiones (en toda mi vida no es tanto) me bajé del coche y fui andando, en una; en la otra, mi compañero, después de una fuerte discusión se cambió de asiento y me puse al volante. Luego volvimos a ser amigos.
      ¡Saludos, Jackie!

      Eliminar
  4. Ola meu caro amigo,excelente postagem. Obrigado pela visitinha e felicitações.Meu grande abraço.Su

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, Suzane!
      Cómo no visitarte en el cumpleaños de tu alegre y amable blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy interesante.
    Y como se suele decir:
    "Más vale prevenir..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, así es, Manuel. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. te cuento
    primero tus explicaciones geniales como siempre
    Lo de las gomas es increible lo que has escrito
    Yo estoy viendo otro lease ya que el Honda Civic 2 puertas
    en unos meses debo entregarlo.
    Me gusta mucho el Juke de Nissan
    y el Fit de Honda
    La diferencia es el dinero
    un abrazo inmenso de verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mucha!
      Ando de cabeza en estos primeros días de agosto, pero al menos quería decirte algo sobre los coches que mencionas. El Fit, es el Jazz en Europa, en España apenas se ven por la calle, me parece un coche interesante, bonito, práctico, bien hecho... pero quizá demasiado pequeño para Miami y USA en general; tiene que dar sensación de ser demasiado vulnerable en calles y carreteras en las que abundan autos mucho más grandes; ahí encajaría mucho mejor el Juke, y creo que también con tu personalidad, es un coche muy diferente a todos con el que resulta más fácil hacerse respetar en el tráfico, se controla mejor este por ir sentado más alto, es bastante compacto, parece más grande de lo que realmente es, está bien hecho, es muy fiable, estable... A mí me gusta, hace poco se lo recomendé al hijo de un amigo. Aquí no se puede considerar un coche caro, pero el aspecto económico es muy relativo y subjetivo, a la par que muy determinante, razones por la que no entro en él.
      Hay otro coche como posible alternativa a los que mencionas que también te podría interesar: el Mazda CX-3, lo vi hace unos días en la calle por primera vez y me gustó.
      Yo siempre digo que es muy importante decidir sin prisa y probando antes los coches, incluso alquilando uno un par de días para conocerlo y decidir mejor con muchas menos posibilidades de equivocarnos. Te dejo unos enlaces al final sobre todos los coches mencionados, tal vez algunas versiones y motores no estén disponibles en Florida y viceversa, sin embargo creo que te pueden ser muy útiles.
      Si puedo ayudarte en algo, cuenta con ello.
      Un abrazo.

      http://www.km77.com/01/honda/jazz/2015/informacion-gama-precios-317803-p.html

      http://blogs.km77.com/arturoandres/6526/prueba-de-consumo-147-nissan-juke-1-5-dci-110-cv/#more-6526

      http://www.km77.com/01/nissan/juke/2014/informacion-precio-309163-p.html

      http://www.km77.com/01/mazda/cx-3/2015/informacion-y-precios-315537-p.html

      Eliminar
  7. Me llega a parecer exótico, estimado tocayo, que hables de los neumáticos en verano, mientras acá pasamos frío y las ciudades se inundan.Así es la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto la misma sensación, amigo Esteban. Y me gustaría vivir como muchos pájaros: siempre en primavera y verano cambiando de hemisferio. ¡Todo un sueño!
      Buen fin de semana. Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¿Como estás, amigo Esteban?

    Como siempre y de forma tardía, vuelvo a disfrutas de tus enseñanzas y, ¡como no!, agradecerte de nuevo la magnífica labor que realizas a través de tu extraordinario blog.

    Gracias de nuevo, un fuerte abrazo y hasta muy pronto, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Bien, gracias Andrés, espero y deseo que también tú lo estés.

    Aunque tardemos algo en visitarnos, creo que tampoco importa mucho si disfrutamos cuando lo hacemos, y a mí me encanta reclinarme bien en la silla mientras contemplo tus fotos y tu arte, siempre inspirador y hermoso; tan personal como inconfundible, pues tan original y propio es tu estilo. Tan digno de gratitud.

    Un fuerte abrazo, amigo. ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar